87barrios

La Punta protesta frente al Ajuntament de València por el «abandono total» de la zona

Concentración ante el Ajuntament de València / AVV La Punta

Pedro R. Arias, València
Los vecinos y vecinas de La Punta, pedanía situada al sur de la ciudad de València, se han concentrado delante de la puerta principal del Ajuntament de València para mostrar su indignación ante el acoso que sienten debido a los proyectos urbanísticos previstos por el Consistorio. «Hemos querido con este acto mostrar nuestro rechazo al acceso a la Ciudad Deportiva del Levante UD, al conllevar la eliminación de espacios verdes imprescindibles para reducir el impacto de la actividad logística del Puerto en las viviendas contiguas», explica Salvador Ramos, presidente de la Associació de Veïnes i Veïns de les Casetes de La Punta.

El motivo principal de la manifestación es la intención de transformar la calle de María Moliner en el acceso a la ciudad deportiva, el cual tendrá un coste de dos millones de euros. Una gran inversión que choca con el abandono general y las carencias que sufre la mayoría de las infraestructuras de la zona. «La Punta es un espacio olvidado por el Ajuntament de València durante muchos años, de escasas zonas verdes y parques infantiles y donde la falta de limpieza provoca la aparición de nidos de ratas, mosquitos tigre y cucarachas», afirma Ramos

Calle de María Moliner / AVV La Punta

Asimismo, el vecindario de la pedanía teme que el nuevo acceso se convierta en una fuente de ruido, contaminación y molestias, al suponer un tráfico de cinco mil vehículos diarios. A esto se suma la inseguridad que provocaría en el pueblo valenciano, ya que los niños y niñas suelen correr libremente por las calles y hay gente anciana con problemas de movilidad. El plan previsto conllevará que la carretera pase junto a las emblemáticas «casitas verdes» de los realojados por la expropiación de la ZAL (Zona Actividades Logísticas) hace 21 años, suponiendo un doble golpe para los afectados.

Otros de los problemas que más están afectando últimamente a los habitantes de la pedanía son los numerosos botellones que multitud de jóvenes llevan a cabo debido al cierre de la hostelería, dejando casi todas las tardes espacios urbanos llenos de botellas y vasos. El presidente de la Asociación Vecinal también denuncia el mal estado del carril bici, donde pasa diariamente familias para llevar a sus hijos a clase, o la ausencia de bibliotecas o la falta de presencia policial, favoreciendo las ocupaciones ilegales en alquerías y casas abandonadas. 

La concentración se realizó con total seguridad respetado todas las medidas contra la covid-19, como el uso obligatorio de las mascarillas y mantener las distancias interpersonales. Para más información o sugerencia puedes contactar con la Asociación Vecinal los miércoles y jueves por las tardes de 17 a 19 horas en su sede (c/ Alberto García Esteve, nº 26), a través de su cuenta de Instagram y Facebook o mediante teléfono al 652 88 10 54.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *